Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación en nuestro sitio web. La continuidad en la navegación por este sitio web implicará el consentimiento del usuario para su recogida y tratamiento conforme a lo anterior. + info · Aceptar

beyerformacion.es utiliza cookies con la finalidad de prestarle una mejor experiencia en su navegación. Asimismo, en caso de que preste su consentimiento, utilizaremos cookies que nos permitan obtener más información acerca de sus preferencias y personalizar nuestro Sitio Web de conformidad con sus intereses individuales, para que tenga una navegación más fluida y personalizada.

Queremos informarle de manera clara y precisa sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web. En caso de que quiera obtener más información sobre el uso y la finalidad que hacemos de las cookies implementadas en nuestro sitio web, puede escribir un correo electrónico a info@beyerformacion.es

¿Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo que se descarga en el ordenador, tablet o smartphone del usuario, con la finalidad de almacenar datos e información que podrán ser actualizados y recuperados por la entidad responsable de su instalación.

La información recabada a través de las cookies puede incluir la fecha y hora de visitas al sitio web, las distintas pestañas que usted ha visionado o el tiempo que ha permanecido en el mismo.

¿Qué tipos de cookies utiliza este sitio web?

Estado de la sesión: utilizamos esta cookie para mantener y propagar la sesión de usuario entre las diversas páginas que visita.

Google Analytics: Google Analytics es una herramienta gratuita de análisis web de Google que principalmente permite que los propietarios de sitios web conozcan cómo interactúan los usuarios con su sitio web. Asimismo, habilita cookies en el dominio del sitio en el que te encuentras y utiliza un conjunto de cookies denominadas "__utma" y "__utmz" para recopilar información de forma anónima y elaborar informes de tendencias de sitios web sin identificar a usuarios individuales. Cómo administrar cookies en el navegador.

Cookies propias

Esta tipología de cookies son enviadas a su ordenador y gestionadas exclusivamente por nosotros para el mejor funcionamiento del sitio web. La información que recabamos se emplea para mejorar la calidad de nuestro servicio y su experiencia como usuario.

Cookies de terceros

Son aquellas que se envían a su equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora. Las cookies analíticas utilizadas por Google, o las utilizadas por las redes sociales para ofrecer al usuario la posibilidad de compartir o recomendar contenidos de nuestra página web en las mismas.

¿Cómo puedo configurar o deshabilitar las cookies que utiliza este sitio web?

Para restringir o bloquear las cookies, usted deberá modificar la configuración del navegador que utilice en su equipo. Con carácter general los navegadores ofrecen las siguientes opciones de configuración en relación a la instalación de cookies:

Internet Explorer: http://windows.microsoft.com/is-IS/windows7/How-to-manage-cookies-in-Internet-Explorer-9

Firefox: http://support.mozilla.org/en-US/kb/Cookies

Chrome: http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=en&answer=95647

Safari: http://support.apple.com/kb/PH5042 y para iOS http://support.apple.com/kb/HT1677

Si se impide la instalación de todas las cookies de la página web, algunas funcionalidades de la misma, así como algunos contenidos pueden verse afectados.

Cambios en la Política de cookies

Es posible que actualicemos la Política de Cookies de nuestro sitio web, por ello le recomendamos revisar esta política cada vez que acceda a nuestro Sitio Web con el objetivo de estar adecuadamente informado sobre cómo y para qué usamos las cookies.

En virtud de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre de Protección de Datos de carácter Personal, le informamos que sus datos pasarán a formar parte de ficheros titularidad de BEYER FORMACIÓN, los cuales están debidamente inscritos en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad de los mismos es gestionar y dar respuesta a las consultas y sugerencias que nos hagan llegar, facilitar un mejor servicio e información sobre los productos y servicios ofrecidos, así como la comunicación con los clientes, incluso por medios electrónicos, para informarles sobre productos o servicios, que BEYER FORMACIÓN entienda puedan ser del interés de los usuarios, sobre actos y eventos que organice o en los que participe BEYER FORMACIÓN, así como informarle sobre productos de empresas con las que colabore BEYER FORMACIÓN. En todas las comunicaciones que reciba podrá darse de baja de la lista de distribución, y si no quiere recibir información puede remitirnos un correo electrónico a info@beyerformacion.es indicando baja publicidad. Para llevar a cabo estas finalidades sus datos no serán comunicados a ningún tercero. Los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, podrán ser ejercitados mediante comunicación por escrito a la dirección de BEYER FORMACIÓN, consignada en el encabezamiento del presente aviso, adjuntando prueba fehaciente de la identidad del titular de los datos.

Por otro lado, BEYER FORMACIÓN ha implantado las medidas técnicas y organizativas necesarias para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los Datos Personales que los interesados pudieran facilitar como consecuencia del acceso a las diferentes secciones del website www.beyerformación.es aplicando las medidas de seguridad contempladas en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.

Especialistas en Fisioterapia

Volver
Inicio
Noticias
ene72015  Tratamiento del cólico del lactante. visión Osteopática y Nutricional.
Tratamiento del cólico del lactante. visión Osteopática y Nutricional.

El cólico del lactante se define como un trastorno típico de los primeros meses de vida que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado sin causa aparente. También se le conoce como cólico de los tres meses, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases. Últimamente se ha propuesto llamarlo Llanto excesivo primario, haciendo hincapié en el síntoma principal (el llanto excesivo) y quitándole la connotación de dolor abdominal, ya que no está demostrado que tenga su origen en el aparato digestivo; el llanto excesivo secundario se refiere a los casos en los que el llanto está causado por otro problema o enfermedad (hambre, traumatismo, hernia, etc.).
La definición más extendida de los cólicos del lactante los describe como episodios de llanto intenso y vigoroso al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado.

Las posibles causas del cólico pueden ser:

Desde un punto de vista clínico se desconocen las causas que producen el cólico pero se cree que pueden ser varios los factores que están implicados:

- Factores digestivos: Para muchos, los cólicos se deben a contracciones espasmódicas del músculo liso del intestino, favorecidas por la inmadurez del aparato digestivo de los lactantes. También podría influir la dificultad para expulsar los gases o alteraciones de la flora intestinal.

- Factores dietéticos: la alergia a las proteínas de la leche de vaca (caseína). Eso explica que los lactantes afectados a veces mejoren al usar una fórmula láctea especial o al retirar los lácteos de la dieta de la madre si recibe leche materna. También se ha propuesto la intolerancia a la lactosa como causa de estos cólicos, pero es muy poco frecuente a esas edades y el uso de leches sin lactosa no se ha mostrado eficaz. También se Enfermedad Celíaca (EC), que puede debutar en los lactantes en los primeros 6 meses de la vida, provocada probablemente por la exposición a los niveles de gliadina no degradada presentes en la leche materna (superiores en el calostro) de mujeres que ingieren una dieta normal, aunque el solapamiento de síntomas con el cólico del lactante y/o la intolerancia a la leche dificulta y retrasa su reconocimiento y diagnóstico correctos, así como las presentaciones atípicas que cursan con síntomas no clásicos, como el estreñimiento, que en muchas ocasiones llega a ser muy llamativo y llega a constituir el síntoma principal.

- Factores psicológicos y sociales: como una respuesta de ansiedad excesiva de los padres antes el llanto sobre todo en el primer hijo, debido a su inexperiencia. También el tabaquismo puede ser un factor agravante según varios autores.

Pero, ¿Qué pasa cuando hay cólicos y el bebé sólo toma leche materna y además la madre no toma lácteos?

¿Por qué no se tiene en cuenta cómo ha nacido el bebé, si ha sido un parto instrumental o si ha habido algún tipo de sufrimiento fetal a la hora de pensar en el origen de los cólicos?

Estos factores que parece que se pasan por alto nos resultan muy importantes desde el punto de vista de la Osteopatía, ya que un parto en el que el bebé haya salido utilizando una ventosa o unos fórceps, se está produciendo un aplastamiento del cráneo con consecuencias importantes para el bebé y su adaptación al nuevo modo de vida.
Como comentaba anteriormente, parece que es bastante evidente que el bebé cuando llora después de comer inconsolablemente es por qué tiene gases y eso le molesta, pero no es un problema de que no los pueda echar y por eso se le acumulan en el intestino, si no que es un problema de que los alimentos, en este caso la leche materna, pasa más tiempo de lo debido en el intestino y fermenta más de la cuenta produciendo más gases de lo normal.

Pero, ¿por qué pasan más tiempo de lo debido?
La razón es muy sencilla, todo el tránsito intestinal es más lento de lo normal debido a que hay un atrapamiento o mal funcionamiento del nervio vago a nivel de la base del cráneo del bebé, es decir, en su salida por el Agujero Rasgado Posterior del cráneo. Este nervio es el encargado de llevar la inervación parasimpática a casi todas las vísceras del abdomen y por lo tanto cuando funciona mal, el tránsito está enlentecido y la leche fermenta más de lo normal en la parte final del intestino delgado e inicio del intestino grueso.

¿Por qué funciona mal el Nervio Vago?
Como he comentado antes, en los partos instrumentalizados, al utilizar algún tipo de ayuda como puedan ser los fórceps o la ventosa para que salga el bebé, se produce un aplastamiento del cráneo y por lo tanto un estrechamiento del agujero por donde sale este nervio, lo que conlleva a una mala función a nivel visceral. También he observado que en los casos en los que el bebé ha estado mucho tiempo encajado en el canal del parto puede haber una afectación también de este nervio.

Por supuesto también se producen cólicos en bebé que han nacido en partos no instrumentales, pero en el camino que tiene que recorrer el bebé para nacer y sobre todo cuando en el movimiento que tiene que hacer apoyándose en el pubis de la madre se pueden producir también fijaciones en las suturas craneales y en huesos del cráneo produciendo también el cólico.

Es recomendable que los partos sean lo menos medicalizados posibles, dejando actuar lo más posible a la naturaleza y que la madre sea consciente en todo momento y sienta a como va naciendo su bebé.

Tratamiento de los cólicos:

Lo primero que hago cuando un bebé entra en la consulta con un problema de cólicos es preguntar a la madre que come el bebé. En el caso de que esté tomando leche de continuación es fundamental que sea una leche hidrolizada o de origen vegetal, debido al alto índice de intolerancias a la caseína y a la lactosa.

En segundo lugar, pregunto a la madre por su alimentación, que es igual de importante que la alimentación del bebé, siempre y cuando esté dando el pecho al bebé. La mamá debe eliminar de su dieta lácteos, azúcares y harinas, que son los alimentos más indigestos para el bebé y que le pueden producir intolerancias e inflamación. También las legumbres si a la madre le producen gases.

Una vez que hemos solucionado el tema de la alimentación es muy importante la relación entre la madre y el bebé, durante el primer mes es fundamental que el bebé esté la mayor parte del tiempo piel con piel con la mamá, ya que ellos regulan su temperatura, respiración, estado de stress-relajación a través de la madre y es muy importante que la mamá esté tranquila, el bebé necesita tranquilidad y calor del pecho de su mamá.

Los primeros meses el bebé no saben que son una persona separada de su madre y por lo tanto las situaciones estresante como pueda ser no estar cerca de su madre o que una madre coja poco a su bebé pueden hacer que se dispare su sistema nervioso simpático o del estrés y por lo tanto llorará bastante y se enlentecen todos los procesos digestivos para dar paso a los procesos para sobrevivir y que su mamá le encuentre y le calme.

Una vez que hemos analizado factores alimentarios y en la relación mamá-bebé, lo siguiente sería liberar el occipital del bebé con técnicas osteopáticas para que mejore la información del Nervio Vago hacia las vísceras y por lo tanto mejoren todos los procesos digestivos.

Muchas veces no es suficiente con liberar el occipital, si no que además debemos ver que pasa en la Sínfisis esfeno basilar y en la pelvis.
Cuando el tránsito intestinal es muy lento, incluso llegando al estreñimiento, cuando el bebé pasa varios días sin hacer deposición, es necesario liberar también las parte visceral, en especial todo el intestino grueso, delgado, diafragma,….

Una vez que hemos devuelto la libertad de movimiento tanto al cráneo como a las vísceras tiene un alto porcentaje de mejoría, evitando así los el llanto del bebé.

Lo que no se debe hacer es medicar al bebé con medicamentos que facilitan la eliminación de gas intestinal como pueda ser Aero red u otros medicamentos relajantes del músculo liso del intestino o incluso para el estreñimiento, ya que en primer lugar la causa del problema no está ahí, si no que ponemos un parche en los síntomas y en segundo lugar estamos ya medicando a un bebé con lo que conlleva respecto a la intoxicación de su hígado y eliminación de toda la flora intestinal, fundamental en la formación de su sistema inmune.

Pero lo importante es que veamos la salud desde un punto de vista diferente, del punto de vista en el que vamos a actuar sobre la causa de los problemas y no sobre el síntoma utilizando medicamentos químicos con grandes efectos secundarios y que al final nos convierten en enfermos crónicos desde que somos bebés.

Subir